MI MAMÁ ES UNA BOHEMIA, ¿Y LA TUYA?

El estilo boho-chic o bohemien-chic es una forma de vestir que tiene como máximos representantes en el mundo del arte y la cultura, personajes como Winston Churchill, Modigliani y Shakespeare, los cuales se caracterizaron por una forma “desaliñada” en su vestir. El término “Bohemio” surge en el siglo XIX en la obra romántica de Henri Murger Escenas de la vida Bohemia (1847-1849), una de las novelas más leídas, envolviendo en un aire romántico a los artistas de la época. 

Teniendo en cuenta lo anterior, el boho-chic, más que una moda, es un estilo de vida, en los que se encuentra la contemplación, el arte y la simplicidad, donde el vestir debe cumplir con el requisito de comodidad, pero como la palabra lo dice, lejos de ser desprolijo, es un estilo glamuroso, donde la creatividad está a la orden del día. Por eso, los colores vivos, cálidos y neutros, formas holgadas y anchas en los vestidos, faldas y pantalones, estampados florales, estilos desgastados, sandalias o botines, y demás; en otras palabras, lo vintage, siempre va a estar presentes.  

Las prendas con movimiento dan la sensación de libertad, un tema fundamental del estilo de vida bohemio, en el cual se busca vivir una vida tranquila, despreocupada donde se sienta la alegría de estar vivos. Muchos escritores, artistas, viajeros, representan este estilo de vida. El bohemio se aparta de muchas reglas de la sociedad burguesa y no sigue tendencias, por lo que crea su propio estilo, lo que se ha impuesto como tendencia, y es el boho-chic

Si quieres entrar en este estilo, te vamos a presentar algunos patrones en la vestimenta que te pueden ser de utilidad: 

Los tonos neutros y cálidos y los patrones étnicos vintage están presentes en las prendas que se combinan entre sí para formar movimiento, y que ningún elemento compita por ser el centro de atención. Un chaleco o chaqueta denim, es un ícono de este estilo, y lo puedes usar con jeans o shorts desgastados y una camiseta básica blanca, o con un vestido ancho, será la sensación. No te olvides de un sobrero de ala ancha, las bandas para el pelo o las pañoletas, son complementos ideales para acentuar tu estilo boho.

Los Anillos y collares están muy presentes. Aquí el más, es más, pero procura que combinen entre ellos para que tu outfit tenga el equilibrio que buscas, y te veas sofisticada.

En cuanto a los zapatos, dependiendo de tu look puedes optar por unos botines de colores neutros para combinar tus faldas, shorts o maxi vestidos. Si quieres un outfit más fresco, las sandalias tipo gladiador serán ideales para darle ese aire romántico.

Puedes elegir el bolso que más te convenga en cuanto a su dimensión, si es grande o pequeño no afectará tu look. Los tonos tierra, piel, de crochet, flecos, gamuza, con arabescos de colores, con un aire étnico, completarán tu atuendo con mucho estilo. 

Y no está de más sacar a colación las blusas boho, que siguiendo los tonos que ya se mencionaron, ya sean tejidas o de cierto tipo de tela como lino, algodón, entre otros, pueden complementar perfectamente tus jeans o shorts desgatados para no darle más vueltas al asunto.

Espero que te hayas animado a adoptar parte de este estilo bohemio que no pasa de moda, y así te identifiques con un estilo de vida que busca mostrarte la mejor parte del paisaje, la parte que me ha enseñado mi mamá, la bohemia, la amante de la vida, del amor y del arte. La que ha pintado de colores mis días. Y si tu mamá también te ha enseñado lo mejor de la vida, esa parte desparpajada y armoniosa donde todo está bien, lo más seguro es que también es bohemia.