NO ESCONDAS LOS LUNARES O ESTAMPADOS POLKA DOTS

Vuelven a estar de moda los lunares en nuestras prendas, un estampado atemporal que destaca el romance y feminidad, y por su versatilidad, también aporta un aire bohemio que no pasa desapercibido, dando ese toque de alegría y locura que todos queremos ver en un look, sin que salga de contexto. 

En el silgo XIX este estilo polka dot se hizo popular, encontrándose referencias en la revista Godey’s (1873), (volúmenes 86-87, página 389), además, fue relacionado con el baile homónimo, ya que ambos se pusieron de moda al mismo tiempo, y las mujeres salían a bailar con vestidos de lunares.    

En cuanto a lo atemporal de este estampado, en la historia del arte lo encontramos en varias obras pictóricas, como Mujer vestida con lunares blancos (1889), del pintor Rippl-Rónai, donde expresa la elegante figura femenina con un lindo vestido de fondo negro, y es, justamente, estos colores los que le dan el aspecto clásico a este estilo: fondo blanco con lunares negros y fondo negro con lunares blancos.

Otra obra en la que podemos observar esta moda, es en Mujeres en el jardín (1890-1891), de Pierre Bonnard, donde ya se rompe la paleta neutra con un fondo rojo, creando más vivacidad y alegría en el atuendo.  

Esta tendencia ha sido muy fuerte en el sur de España (Andalucía) en sus tradicionales vestidos de flamenco, usados por las gitanas en su tiempo, a las que les daba un fulgor de sensualidad y encanto. La firma Christian Dior ha creado colecciones completas con los polka dot, queriendo recuperar a «la mujer extravagantemente y románticamente femenina» de antes. Por su parte, el director creativo de la firma Carolina Herrera, Wes Gordon, dice que en los diseños de temporada busca «Colores más saturados. Volúmenes aún más voluminosos. Sastrería en su forma más femenina. Mangas más dramáticas. Lunares siempre. Bordados más luminosos», por lo que podemos ver que los lunares siempre estarán presentes.

Como ya sabemos, un atuendo de lunares no debe faltar en nuestro clóset, y te vamos a dar algunos consejos para que los luzcas sin temor.

LUNARES + COLORES ENTEROS

Para las que nunca han usado este estampado, lo mejor es combinarla con colores enteros. Una blusa de botones y un jean pueden ser un look perfecto. 

LUNARES + COLORES ENTEROS FUERTES

Cuando ya te sientas más segura y cómoda con este tipo de estampado, puedes ir subiendo la intensidad de tu look, y escoger colores enteros más fuertes para acompañar tu prenda de lunares, como mostaza, rojo, granate, entre otros. Con este tipo de colores y los lunares vas a marcar la parada donde quiera que estés. 

LUNARES + RAYAS

Si ya eres nivel diez en usar atuendos de lunares, quizá puedas llegar al once, y te atrevas a combinar este estampado con otro. Las rayas pueden ser una opción, asegurándote de que los lunares sean pequeños y las rayas delgadas, y que tengan colores en común para que el atuendo no se vea muy recargado.

LUNARES + CUADROS

Como en el look anterior, lo ideal es que los cuadros y los lunares sean pequeños y hagan parte de la paleta de colores para que se conjuguen de la mejor manera. Los cuadros pueden ir como detalle del atuendo.  

TOTAL LOOK

No te preocupes, porque un total look de lunares no se verá recargado si juegas con distintos tamaños y colores. En cuanto a los accesorios, trata de que sean pequeños y los mínimos, y los zapatos pueden ser de la misma paleta de colores del vestido para que le den el protagonismo al atuendo.

LUNARES EN LOS PANTALONES

Para un outfit casual o formal, dependiendo del corte, un pantalón de lunares será el punto focal. Pero es necesario que tengas en cuenta que si tus caderas son muy anchas, este tipo de estampado no será el adecuado porque resaltará más tus medidas. Un pantalón de lunares con una camiseta básica o con gráficos y unos tenis para callejear, o un pantalón de corte alto con una blusa de botones y stilettos para la oficina o un evento, darán de qué hablar.

No dejes pasar por alto una prenda de lunares, porque con seguridad te sacará de apuros con gracia y a la moda. No te asustes de innovar y proponer tu propio estilo, porque con los días verás cómo muchas te imitarán.